En el marco del aniversario de los 50 años de la visita del Papa Pablo VI a Colombia, se celebró en el Templete Eucarístico de Bogotá la Eucaristía que fue presidida por Mons. Óscar Urbina Ortega, Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), en el marco del aniversario de los 50 años de la visita del Papa Pablo VI a este país, celebró la Santa Misa, este miércoles 22 de agosto, en el Templete Eucarístico de Bogotá, ubicado en el Parque Simón Bolívar; la Eucaristía que fue presidida por Mons. Óscar Urbina Ortega, Presidente de los Obispos colombianos.

Enseñanzas y tareas de Pablo VI

La Santa Misa contó con la presencia de Obispos y sacerdotes que fueron ordenados en su momento por el Papa Pablo VI. Durante la homilía, Mons. Óscar Urbina, destacó el ministerio episcopal y sacerdotal como “un encuentro con Dios que ofrece su riqueza en medio de las limitaciones que los hombres tenemos”. Además, el Prelado recordó al Papa Pablo VI, quien durante su visita “pidió a los consagrados salir de ellos mismos y entrar en la órbita divina para hacer de Cristo su vivir”.

También, el Presidente de los Obispos de Colombia, comentando el Evangelio, aseguró que “los consagrados tienen el desafío de ubicar en el centro de sus acciones a las personas y no así a los elementos materiales como el dinero”.  “El Evangelio – precisó Mons. Urbina Ortega – nos invita a recuperar la mirada de Jesús para ver en los otros hermanos, servidores de Dios, de un Dios bueno con todos, que nos pide ser lengua luminosa suya”.

Aniversario del Templete Eucarístico

De otro lado, se recordó que la construcción del Templete Eucarístico de Bogotá, ubicado en el Parque Simón Bolívar duró dos años y fue inaugurada en el año 1968, con ocasión de la visita del Papa Pablo VI, en el primer Viaje de un Pontífice a Colombia y a América Latina, en el marco del 39º Congreso Eucarístico Internacional.

El proyecto de construcción de este espacio litúrgico fue una iniciativa de Mons. Mario Revollo Bravo y de Mons. Aníbal Muñoz Duque, como Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Bogotá, con el apoyo del Alcalde Mayor de la época, Virgilio Barco Vargas, y del Presidente, Carlos Lleras Restrepo, con el objetivo de contar con un escenario que acogiera a un gran número de feligreses durante la visita del Papa Pablo VI.

Cortesía de: www.vaticannews.va/es/