“Es la intensa fe del pueblo nicaragüense que, a pesar de las dificultades actuales, me llena de gran optimismo. Esta fe mueve los corazones para trabajar por la reconciliación en el espíritu fecundo de la caridad cristiana. Exhorto a las Iglesia en los EEUU a unirse a sus hermanos y hermanas nicaragüenses en oración por la paz y la justicia en Nicaragua”

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Con estas palabras, el Presidente del Comité Justicia y la Paz Internacional de la Conferencia Episcopal de los EEUU, Mons. Timothy Broglio, ha hecho público un comunicado sobre su reciente visita en Nicaragua, donde define la fuerza y la unión de la Iglesia nicaragüense con su pueblo.

“Veo el compromiso de los obispos como un signo del amor de Dios…” se lee en el texto.  Además, expresa la profunda y constante solidaridad de los obispos estadounidenses a los obispos nicaragüenses, que junto a sus sacerdotes y ministros nutren al pueblo de Dios en este periodo peligroso de conflicto civil.

Pesar por las víctimas y templos profanados

En el comunicado, con fecha del viernes 17 de agosto, la Conferencia expresa su pesar y “terror” por la muerte de centenares de jóvenes y la profanación de las iglesias en todo el país. Además, añade: “Esperamos vivamente, así como lo expresó el secretario de Estado cardenal Pietro Parolín, que el ‘Diálogo Nacional’ pueda volver a comenzar y de los frutos. El desacuerdo, y hasta el violento desacuerdo, es legítimo, pero los responsables del bien común, deben, como mínimo, garantizar la seguridad de los manifestantes pacíficos.”

Mons. Broglio expresa en el comunicado que estuvo en Nicaragua del 3 al 6 de agosto, invitado por los obispos nicaragüenses, y regresó a su Diócesis conmovido por la fe inquebrantable del pueblo.  Ahora, más que nunca, se aferran a la Divina Providencia de Dios, para que ilumine las mentes y corazones del gobierno y de los líderes de la sociedad civil del país, para que puedan trabajar todos juntos por una justa paz.

Una Iglesia comprometida con su pueblo por la paz

El prelado estadounidense fue invitado por el cardenal Brenes: “El arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, cardenal Leopoldo Brenes, me invitó a presidir la santa Misa del domingo 5 de agosto en la Catedral de Managua, en mi homilía expresé el objetivo de mi visita: ‘Veo el compromiso de sus obispos como un signo del amor de Dios. Están tratando de servir a esta Iglesia y a su país. El objetivo de mi visita es el de compartir con ellos su obra por alcanzar la paz… hoy celebramos la Eucaristía para subrayar el hecho que compartimos la misma fe’.”

Esta visita demuestra la fuerte comunión de la Iglesia en el continente, que es “más grande de cualquier distancia… justamente la Conferencia Episcopal de los EEUU” ha enviado a Mons. Broglio para apoyar el trabajo de los obispos nicaragüenses. Mi presencia demuestra, dijo, que, juntos, caminamos en el servicio de la verdad, al servicio de los pobres y de la paz”.

Cortesía de: www.vaticannews.va/es/