• Blog
  • 2018-03-26 12:04:50

Misa Crismal Arquidiocesis de Barranquilla

El señor arzobispo Pablo Emiro Salas Anteliz junto a obispos auxiliares, eméritos, sacerdotes, diáconos y seminaristas, ingresa en procesión solemne acompañado de los canticos del coro arquidiocesanos en la celebración de la misa crismal en la catedral metropolitana María reina de la arquidiócesis de Barranquilla.

Con las lecturas propias de la celebración y con el canto del evangelio tomado del libro de lucas (Lc 4, 16-21) el señor arzobispo se dirige al pueblo presente en especial a todo el clero exhortándolos en todo momento a vivir el sacerdocio, un sacerdocio de ejemplo y de motivación a ellos y al pueblo. La relación del sacerdocio con la iglesia, debe ser lleno de amor y de paz.

Monseñor Salas lleno de sabiduría toma las palabra del profeta Isaías “Seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa” para motivar al pueblo y al cero a vivir el reino de un Cristo que vive, en el libro del apocalipsis se destaca a Jesucristo como rey y salvador de la tierra, siendo ejemplo de amor infinito por la humanidad y haciendo de nosotros su reino, los cristianos debemos vivir la santidad del pueblo de Dios como el es santo, un pueblo que camine de la mano de un padre que no solo murió sino que resucito para salvarnos de nuestros pecados. Hoy debemos preguntarnos si como pueblo abrimos el acceso del hombre al reino o se lo escondemos, tomando las palabras de San Ignacio de Antioquía “no quiero solo llamarme cristiano, también quiero serlo” atrevámonos a vivir como ejemplo de santidad fieles a la gracia que hemos recibido gratis y aprender a dar de lo que recibimos para llevar mas personas a un encuentro verdadero con Dios.

En el año del encuentro que vivimos en nuestra arquidiócesis de barranquilla debemos ser testigos y embajadores de la gracia de una fe firme y fiel a lo que el señor nos regaló el día de nuestro bautizo.


Vivir cada día siendo testimonio de la gracia que el señor nos regaló el día de nuestro bautizo.

Comentarios